29 de mayo de 2012

Hugo Pratt


Hugo Pratt es sinónimo de viaje, de aventura, de libertad de opinión y de juicio.


Este italiano comenzó a dibujar en serio en la escuela argentina en los años 50 y 60 de la mano de grandes guionistas dando forma a series como Sargento Kirk o Ernie Pike, con un tono adulto y "moderno" que se adelantaba varias décadas a los cómics del momento.


Con ese enorme bagaje emprende su aventura en solitario como autor completo, guionizando sus historias y creando al personaje que le hará mundialmente famoso, Corto Maltés, auténtico Alter ego del autor que se representa a sí mismo a lo largo del planeta en sus infinitos viajes.


Creador de infinidad de obras, casi todas de alta calidad, han sido publicadas en España de forma bastante desordenada si exceptuamos las aventuras de Corto Maltés.


Su especialidad es el blanco y negro, aunque personalmente me gustan los tomos a color, reconozco que esas mismas obras en B/N tiene más fuerza si cabe.


Sus cómics son para leer, no para mirarlos, ya que lo mejor de ellos está en sus diálogos, personajes y reflexiones.  Dejo de todas formas unas cuantas imágenes suyas a modo de introducción de otras obras que ya comentaré más detenidamente.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada