26 de noviembre de 2013

Maxfield Parish

Bueno ya estamos de vuelta.... hemos cambiado las jornadas laborales agotadoras por otras mas monótonas y sin gracia a la espera del final inevitable que se producirá a finales de año.

El cansancio ahora es de tipo anímico pero vamos tampoco nada de que alarmarse, es mas bien una molestia...

Y tras este paréntesis os voy a regalar una segunda entrada de este gran clásico norteamericano y sus ilustraciones con ese color tan saturado y característico de sus obras.
Sin duda Maxfield Parish se ha ganado a pulso su sitio entre los grandes creando un estilo propio e inconfundible.

En esta segunda entrega pongo algunas láminas de las cuales tengo dudas de que la calidad del color reproducido sea el original, ya que algunas están realmente saturadas y con este hombre es difícil saber si era así o es un defecto de la imagen que capturé en la red.

En cualquier caso son estupendas...












































(ésta en concreto me parece excesivamente anaranjada, yo creo que el original no es así...)






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada