3 de enero de 2014

La crónica de Leodegundo

Hoy tengo un poco mas de tiempo y lo voy a aprovechar para presentar un Cómic que me causo una gran impresión y que recomiendo encarecidamente a los amantes de la aventura y la Historia.

Se trata de La crónica de Leodegundo, del que de momento sólo he podido leer sus primeros 6 tomos agrupados en lo que se denomina "El cantar de Liuva" y que son cerca de 300 páginas, sino más...





Este cómic lo descubrí en una de mis tiendas habituales y me atrajo enseguida a pesar de que me asustó su volumen y dude por si me compraba un truño de 300 páginas... nunca había leído nada de sobre éste cómic , además de un autor español para mi totalmente desconocido y tanto el presupuesto como el espació físico de mi casa ya no están para experimentos...

En sus páginas veía gran cantidad de batallas, recreaciones del mundo clásico, un dibujo en blanco y negro mas que aceptable...

El caso es que lo ojee varias veces y aposte por él... ¡¡En buena Hora!! 











La propuesta que recoge esta inmensa obra es nada mas y nada menos que resumir cerca de tres siglos de historia, arrancando en el 711 en que los musulmanes entran en la Hispania visigoda y la consecuente desintegración del reino cristiano y su espantada hasta las montañas de Asturias donde, junto a las indómitas y semi paganas tribus astures, comienzan a organizar la resistencia.

Pero este cómic no es únicamente un magnífico resumen de la historia de nuestro país, el protagonista a lo largo de su vida realiza numerosos viajes con los que se va completando el cuadro completo de las civilizaciones mediterráneas de esa época. 

Así visitaremos a los Omeya de Damasco en su esplendor y expansión desde Siria y Arabía, La resistencia Bizantina en Constantinopla, La Roma decadente y ruinosa bajo la tutela del Papa... 









(El asedio de Contantinopla es brutal...)





Todo ello con un rigor histórico de primera calidad (y soy un iniciado en el tema), sin que resulte pesado, sin tomar parte por uno u otro bando sino mas bien reflejando cuantas veces la soberbia y el odio arruinan cualquier proyecto pertenezcas a la civilización que pertenezcas...

El dibujo, que al principio tiene un cierto aire amateur, deja poco a poco boquiabierto al lector por la osadía de reflejar un mundo ya desaparecido con un gran lujo de detalles, especialmente las arquitecturas y ciudades que contemplamos...












Los méritos de esta insigne y abrumadora obra ( solo es la primera de 5 partes del mismo calibre) se deben a Gaspar Meana un hombre que como indica en su prólogo ha sacrificado ¡¡16 años de su vida!!!!! (hostia puta.... eso es una obsesión) a realizar su pasión. Amante de la historia y del dibujo, el tío ha hecho lo que a mi me hubiera gustado hacer si supiera dibujar... ha contado en cómic un pedazo de la historia de España y de Europa sin cortapisas ni injerencia alguna, a su aire... El resultado es impecable.


Felicidades a este héroe solitario (casi diría loco) y gracias por habernos regalado esta obra irrepetible.

Yo estoy impaciente porque se publiquen los siguientes tomos de una saga que sin duda voy a terminar...








(La cueva de Covadonga, en la Asturias semi salvaje)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada